domingo, 25 de octubre de 2015

SENDERO PRV-63.4. TRAMO: MAS DE NOGUERA - CAUDIEL.

SENDERO PRV-63.4. TRAMO: MAS DE NOGUERA - CAUDIEL.


Distancia: 8 kms.
Duración: 2 horas 15 minutos.
Dificultad: escasa, desnivel suave, pistas y buena senda.





Desde el Mas de Noguera debemos continuar por el trazado que discurre por el viejo camino de Pina a Caudiel que nos lleva, cuesta arriba y por camino ahora asfaltado, hasta el Collado Besperris.



Señalización "abundante"


La parte inicial de la ruta coincide con el GR-7 (marcas rojas y blancas), y también coincide hasta el mismo Caudiel con el reciente GR-160 (Camino del Cid). Esta confluencia de caminos, y la falta de criterios comunes en la señalización ha ocasionado un abuso de marcas de distintos colores (rojas y blancas, amarillas y blancas, y las rojas antiguas del Camino del Cid).











Paso Güeña

En el Collado Besperris, un poste nos indica las distintas opciones, pues también aquí sale por otro lado el PRV-63.5 en dirección a Arenillas y la Sierra. Un mojón partetérminos nos recuerda que nuestro camino es divisoria de los términos municipales de Benafer y Caudiel. A los pocos metros de continuar, nuestro camino abandona por la derecha el asfalto y desciende por un carril hacia el Mas del Bravo, siguiendo el lecho del recién nacido Barranco de las Clochas. Probablemente encontremos una cadena cortando el paso de vehículos, pero por tratarse de un camino público podremos continuar.







Mucha señal, pero poco mantenimiento.
Tramo impracticable del famoso GR-7



Tras atravesar las instalaciones del Mas del Bravo, la ruta se adentra en una zona más estrecha, conocida como Paso Güeña. Esta zona es especialmente agradable de caminar por la tranquila senda. Al poco otro poste señalizador nos indica que el GR-7 nos deja, para seguir por la derecha hacia la Masía Bielsa y Bejís; no obstante, el sendero está abandonado e impracticable entre la abundante maleza.










Ruinas del corral de las Siete Muertes


Nuestro sendero continua cómodamente, entre cerros y monte bajo. Cruzamos una pista junto a las ruinas de un corral, el de las Siete Muertes. Su nombre es toda una provocación para las leyendas. El paisaje progresivamente se va abriendo, presentándonos un gran llano cubierto hoy de almendros, conocido como el Llano de la Molinera. Encontramos otro poste señalizador. Desde este punto ya siempre iremos por pista apta para vehículos.








Pozo de El Doro


Los almendros serán los cultivos que nos acompañarán casi hasta el pueblo, donde serán sustituidos por las frescas huertas. Ascendemos hasta un suave collado, donde una pequeña pinada con algunas carrascas nos ofrece su sombra para saborear la vista del todavía lejano Caudiel. Siguiendo el camino, llegaremos a una caseta blanca, la del Pozo de El Doro. Un poco más abajo se encuentra el copioso nacimiento de Santa Úrsula, que abastece de agua potable a Caudiel.









Algezar


A la altura de un cruce de caminos nos encontramos en la zona de los Algezares, donde puede verse todavía restos de donde se extraía el algez o yeso. Proseguimos al frente, y tras una ligera subida llegamos a la Torre del Molino, situada en un alturón estratégico desde el que se divisa buena parte de la comarca y del término. Actualmente está restaurada, y la zona acondicionada como área de recreo. Bajamos por camino encementado acompañados por el ruido del agua al circular por las acequias y llegamos a Caudiel por la calle de El Molino.





Torre del Molino




En sentido inverso salimos de Caudiel por la calle del Molino, o en dirección a la Torre del Molino. El trazado no presenta problemas de seguir, debido a la abundante señalización. No obstante, atención al pasar el Pozo de el Doro, pues es fácil confundirse en una bifurcación. En los Llanos de la Molinera seguir la senda indicada. Y al atravesar el Mas del Bravo, seguir el camino principal.








Edición: octubre de 2015.
Texto: Paco Mas y equipo de Mas de Noguera.
Fotos, Track y Mapa: Paco Mas.






sábado, 17 de octubre de 2015

CUEVA DE LA GANDARA octubre 2015

CRONOLOGÍA DE LA EXPLORACIÓN.


09/10/15
Repostando agua en la sala Ángel.


Entramos por la boca de la Gandara a las 19:30 y después de parar en la Sala Angel a repostar agua (4 litros por persona) llegamos al vivac de los franceses a las 23:30 (4h)


El vivac está montado con un plástico, en una zona de arena, que cubre una zona para 8 personas (10 apretados). Hay algunas esterillas , velas, una manta térmica y dos cartuchos de gas. (el vivac está a 8ºC). No hay agua cerca. El punto de recogida de agua ha sido al paso por la Sala Angel. En el vivac también hay unas losas de piedra de manera que forman una mesa y unos asientos, que hacen la estancia más agra-dable. A la 01:30, después de cenar algo, nos acostamos por fin a descansar.




Yendo hacia la fractura del meandro superior.
10/10/15

Después de pasar una noche desigual, unos mejor que otros, nos levantamos y emprendemos la marcha después de desayunar (12:30). En primer lugar, exploramos una zona durante unas dos horas, hasta que descubrimos que no vamos en dirección a nuestro objetivo (vivac Nº5) si no que estamos en la galería de la fractura del meandro superior.









Después de rectificar nuestro rumbo y volver sobre nuestros pasos, tomamos otra galería que des-emboca en multitud de cruces y galerías superpuestas. Comemos a las 17:00. Siete horas después de haber comenzado la exploración, no somos capaces de situar ninguna de las galerías exploradas y no sabemos donde nos encontramos, así que decidimos volver al vivac a descansar. En el camino de vuelta, nos desviamos un poco para visitar unas galerías ya conocidas en visitas anteriores. Esta zona con una cascada impresionante de unos 60m, a primera vista, y unas pequeñas sala repletas de formaciones, nos reconforto un poco de la decepción de no conseguir nuestro objetivo. Llegamos al vivac a las 21:30 (09h). Los ánimos están un poco decaídos por que después de tantas horas de esfuerzo, no hemos podido lograr nuestro objetivo. Nueva cena en el vivac y a la “cama”, a intentar dormir un poco.


11/10/15

A las 09:00 de la mañana oímos ruidos de personas que se acercan al vivac. Son JuanFe, Nuria y dos compañeros más. (los conocimos a principios de año, cuando preparábamos el proyecto de “La Cornisa”.)

Nos dicen que van a hacer la travesía y nos invitan a acompañarles hasta el vivac Nº5, que se encuentra en ruta al vivac Nº3. Llevan dos años preparando la travesía y se conocen el recorrido perfectamente. Nos parece una oportunidad que no podemos dejar escapar así que Miguel y yo nos equipamos rápidamente y salimos (sin desayunar). En tan solo 1h30’ horas llegamos al vivac Nº5. ¡¡Que gran ventaja ir con gente que se conoce el camino!!.!!. El primer tercio del recorrido, hasta la cuerda ascendente de 20m, forma parte de las galerías exploradas el día anterior.

Situamos multitud de referencias y volvemos al vivac de los franceses después de despedirnos de nuestros compañeros. Volvemos en 2 horas. comemos en el vivac junto a Paco y Ana que se habían quedado esperándonos. Recogemos el vivac y salimos hacia el exterior. A la salida del vivac, Paco se da un golpe en el tobillo y le duele bastante como para limitar su ritmo. Salimos al exterior a las 18:30 horas. (9h).


Terminada la actividad, en la boca de la Gandara. 


DESCRIPCIÓN DESDE EL VIVAC DE LOS FRANCESES HASTA EL VIVAC Nº5.

Salimos del vivac con rumbo N, (dejando atrás, a la izquierda la galería que va a la Galeria des Somaliens”), para, en pocos metros, encontrarnos una cuerda ascendente a nuestra izquierda, la cual tomaremos.
Este resalte nos sitúa caminando por una galería en zigzag, la cual seguiremos hasta pasar la tercera curva en zigzag donde aparece una trepada fácil a nuestra derecha (son como unas lajas afiliadas con rastros de haberlas trepado.)
Tenemos que prestar mucha atención de no pasarlas de largo. Si nos pasamos de largo, caminaremos por un meandro serpenteante muy cómodo que nos llevará hasta una cascada.

Después de la trepada, avanzaremos por terreno fácil hasta llegar a una rampa que superaremos con la ayuda de otra cuerda corta que está instalada. Muy poco después aparecerá a nuestra derecha un corto pasamanos de un solo tramo, el cual tomaremos.(1) Si siguiéramos recto, (por error), llegaríamos a una sala muy brillante que desemboca en una gatera/laminador (al final de ella, una diaclasa nos lleva hasta la “Fracture Meandrisée Superieure”).
Tras pasar el pasamanos,cogemos rumbo N-NE y llegaremos en muy poco tiempo a un resalte el cual descenderemos destrepando. (En el suelo hay un amontonamiento de piedras que nos facilitarán la maniobra).


Vista general del sistema con la zona de trabajo resaltada.



Al ascender a esta segunda galería, tomaremos dirección W para avanzar por una gran galería a través de la cual encontraremos dos pasos estrechos. El primero horizontal y el segundo ascendente. A partir de aquí la galería cambia de aspecto y se hace más ancha y alta.




Vivac de los franceses (Nº1)




Después de unos cambios de rumbo, primero Oeste y luego Este, hay que estar muy atentos para encontrar una trepada a la izquierda que nos permitirá pasar de nuestra galería (rumbo E) a otra galería que se encuentra por encima de nosotros a tan solo 2 metros y que discurre paralela a nosotros.







Llegaremos hasta un lugar en el que, a nuestra derecha veremos una trepada fácil, muy pisada y en la pared izquierda un pequeño cartel rojo en forma de flecha con una “G” pintada en su interior. No ascenderemos por la trepada, a la derecha (lleva a la “Galerie des Anesthesistes”) sino que seguiremos hacia adelante.(2)

La galería se va desfondando a nuestra izquierda y tenemos que sortear el desfonde por una estrecha cornisa que aparece a nuestra derecha. Nada más pasarla, veremos un bloque a nuestra izquierda, que pasando a través de él, nos permite situarnos al otro lado de la galería. Continuamos en dirección N-NW hasta pasar por un estrechamiento en el cual veremos un reflectante con la letra “G” escrita. (estas inicaciones son para la gente que hace la travesía en dirección opuesta. Es la letra “G” de Gandara.) Detrás de nosotros, a la izquierda, aparecerá un acuerda fija que asciende unos 20 metros, la cual tomaremos.(3)



Cenando en el vivac.
Inmediatamente después de haber ascendido el pozo, avanzaremos por un pasamanos. Nada más abandonarlo, ascenderemos un pequeño resalte que hay a nuestra derecha, ayudados por una cuerda corta que hay instalada.

Poco después llegamos a una bifurcación (referencia topográfica TS 86) en la que, en rumbo NW hay una gatera que nos conduciría a la “Galerie des Anemones”, la cual no tomamos. Nosotros iremos a nuestra derecha (rumbo N) salvando un pequeño resalte ascendente con otra cuerda corta, ya instalada.(4).


Caminaremos por una gran galería hasta llegar a una zona balizada (ZB) (5). Un poco antes, habremos dejado una bifurcación a la derecha que lleva a la Mere Denis. Nada más pasarla hay que estar muy atentos a una cuerda descendente que aparecerá a nuestra izquierda. Tenemos que estar atentos para no pasarnos de largo.

Tras descender este resalte, y al poco tiempo, llegaremos a un pasamanos que sortea un pozo de 100 metros.(6) Continuamos a través de un pasamanos (ya instalado) y cuando este termina, si seguimos pegados a la pared derecha, en pocos minutos llegamos a una sala de techo bajo (estrato uniforme) y que tras un paso estrecho nos deja en el vivac Nº5. (no esta instalado). Es un lugar amplio y con arena en el que ascendiendo 2’ más, disponemos de abundante agua que viene de un río.

Para continuar la travesía, en vez de seguir pegados a la derecha, cruzamos una zona rocosa que atraviesa el gran pozo (en realidad es una especie de puente que parte el pozo en dos) y seguimos bordeando el pozo para, en un lugar marcado con reflectante y flechas, descender en dirección él y encontrar un paso oculto que nos lleva a conectar con la “Galerie de la Myotte”. (7)



NOTA: Desde el pasamanos y hasta conectar con la salida de calígrafos, el grupo Madrileño ha balizado con reflectante y letra C (de Calígrafos) toda la travesía. Otro grupo de su mismo club ha realizado la travesía en sentido contrario, marcando la travesía con reflectante y letra G (de Gandara). Han balizado toda la zona central de la travesía. Todas las cuerdas reseñadas, han sido instaladas por ellos para facilitar la travesía. Si por error siguiésemos recto (hay fitas y reflectantes que nos invitan a hacerlo) estaríamos yendo en dirección a la “Galerie de la Mésentente”. Zona que recorrimos hasta cansarnos el día anterior.



Detalle de la zona de trabajo. Del vivac Nº1 al vivac Nº5.