viernes, 19 de junio de 2015

SENDERO PRV-62. TRAMO: MAS DE NOGUERA – CUEVA DE CERDAÑA – PINA.

SENDERO PRV-62. TRAMO: MAS DE NOGUERA – CUEVA DE CERDAÑA – PINA.

Distancia: 7,5 kms.
Duración: 2 horas.
Dificultad: media, senda estrecha y pronunciada al principio, pero luego es más cómoda y sin apenas desnivel, acabando por amplias pistas al final de la ruta.



Esta ruta se complementa perfectamente con el tramo del PRV-63.4 desde Pina al Mas de Noguera, por la zona de Pantorrilla, quedando una estupenda RUTA CIRCULAR, a realizar desde el Mas de Noguera o desde Pina, con una duración completa de unas cuatro horas, que con descansos ocupa una mañana o un día tranquilo.


La presencia de los aerogeneradores llega a ser molesta


La ruta se dirige desde el Mas de Noguera a Pina, pasando por la Cueva de Cerdaña y la Sierra del mismo nombre. Es una ruta muy bonita e interesante, a pesar del tramo en que atravesaremos el parque eólico, molesta por el ruido y las sombras que producen los gigantes aerogeneradores, y el trayecto final hasta Pina, que ha quedado transformado en una amplia pista hormigonada.









Cueva de Cerdaña


Saldremos desde el Mas de Noguera por la zona Norte, pasando junto a la balsa de los patos. Unos 200 metros después tomamos una senda a la izquierda, señalizada con las marcas de PR (amarillo y blanco). En todo el tramo de pista solo hay esta senda a la izquierda. Dicha senda nos lleva, siempre hacia arriba y entre un joven y espeso pinar, hasta la misma Cueva de Cerdaña. En el trayecto cruzaremos una amplia pista, y también tomaremos un carril de forma evidente. La senda, a pesar de la pendiente, tiene un trazado aceptable.




La Cueva de Cerdaña es una gran cavidad con algunas grandes formaciones centrales. Es majestuosa, a pesar de haber sufrido expolios y daños en épocas pasadas. Está catalogada como yacimiento y en ella se han encontrado restos antiguos interesantes. Parece ser que fue usada, además de como refugio, como lugar de santuario. Tiene dos bocas, siendo la de la izquierda la fácil para acceder a la cavidad.

Caminando por la Sierra de Cerdaña, Santa Bárbara al fondo.


Desde la misma Cueva saldremos hacia el NE por una senda casi horizontal, de muy buen trazado y conservación, que nos llevará por las laderas de la Sierra de Cerdaña hacia Pina. Cuando pasemos junto a una grieta en el suelo, estaremos cerca del lugar conocido como las Cárcamas de Cerdaña, interesante por sus grandes fracturas y recóndita vegetación. No obstante es una zona de complicado y peligroso acceso.








Pozo de Cerdaña

Siguiendo nuestra senda llegaremos al Pozo de Cerdaña, un pequeño pero muy valioso pozo donde era posible abastecerse de agua, algo tan escaso en esta zona. Junto al pozo todavía quedan algunos bancales cultivados.

La continuidad es ya por pistas, primero por un tramo estrecho con fuerte pendiente, para luego enlazar ya con las pistas abiertas para el parque eólico. Cuando pasemos por El Collado, junto a unos corrales en ruinas, sufriremos de lleno las molestias de los enormes molinos. Afortunadamente solo es un pequeño rato. 






Ermita de la Virgen de Gracia



Seguiremos siempre por estas amplias pistas y de forma evidente hacia Pina, que se ve a lo lejos. En una curva dejamos a la derecha las ruinas del Mas de las Monjas, y más adelante pasamos junto a la Ermita de la Virgen de Gracia, blanca y restaurada. Llegamos a Pina justo donde está la ermita de San Salvador, con su abrevadero y un lavadero en buen uso.








Abrevaderos y Ermita de San Salvador
En sentido inverso, saldremos de Pina por el lavadero y ermita de San Salvador, y seguiremos por las pistas que nos llevan al parque eólico. Atención a las marcas en los diversos cruces. Pasado el Collado, seguimos la pista de enfrente, que más adelante deberemos dejar para tomar una estrecha pista a la izquierda (poste señalizador) que nos llevará al Pozo de Cerdaña. Desde éste seguir la senda que, sin problemas, nos dirige a la Cueva de Cerdaña. Desde la misma cueva tomar la senda marcada que baja, que más adelante se convierte en un estrecho carril. Atención al punto donde debemos dejar el carril para seguir por una senda a la izquierda. Poco después cruzamos una pista, y seguimos entre el pinar hasta desembocar en la pista final, que tomando a la derecha, nos lleva al cercano Mas de Noguera.



Edición: junio de 2015.
Texto: equipo de Mas de Noguera y Paco Mas.
Fotos, Track y Mapa: Paco Mas.






jueves, 18 de junio de 2015

SENDERO PRV-63.4. TRAMO: PINA DE MONTALGRAO - MAS DE NOGUERA.

SENDERO PRV-63.4. TRAMO: PINA DE MONTALGRAO - MAS DE NOGUERA.

Distancia: 6,5 kms.
Duración: 1 hora 50 minutos.
Dificultad: escasa, apenas desnivel, pistas y buenas sendas.


Esta ruta se complementa perfectamente con el tramo del PRV-62 desde el Mas de Noguera a Pina, por la cueva de Cerdaña, quedando una estupenda RUTA CIRCULAR, a realizar desde el Mas de Noguera o desde Pina, con una duración completa de unas cuatro horas, que con descansos ocupa una mañana o un día tranquilo.


El monte de Santa Barbara al fondo.


En este tramo desde Pina al Mas de Noguera, y en el siguiente hasta Caudiel, caminaremos, al igual que Antonio Ponz, siguiendo siempre el trazado del histórico camino entre ambas poblaciones. Salimos de Pina desde las Eras Bajas, en un amplio espacio ajardinado donde antes se realizaba la trilla, en dirección al pinar y Pico de Pina o Santa Bárbara. Atención al inicio, ya que en este punto coinciden otras sendas, y la señal de madera ha sido recolocada no muy adecuadamente.







Campos de cereal.


Dejamos atrás antiguos pajares y corrales. Uno de ellos, de tonos rojizos por el rodeno de sus tapias, es el Corral de la Dula, una peculiaridad ganadera de los pueblos de la comarca: prácticamente todas las familias tenían una o dos cabras para el consumo propio; por la mañana, temprano, las gentes las traía a este corral donde un pastor, el dulero, por módico precio, las llevaba a pastar a las tierras que le asignaba el municipio; de regreso al atardecer, cada cabra tomaba el camino de su casa, do






Cárcavas en los suelos arcillosos.

En el primer cruce tomamos el camino de la derecha, que nos lleva a una zona árida, con abundante arcilla y escasa vegetación, que presenta unas grandes cárcavas. Un punto blanco, algo elevado, delata la presencia de la Ermita de la Virgen de Gracia. Más allá la Sierra Cerdaña, mole gris caliza salpicada de los pequeños puntos verdes que marcan las sabinas y enebros.








Las Fuentes.



Continuamos siempre por el camino principal, acercándonos hacia una mancha verde que nos presenta como un oasis en el desierto: Las Fuentes, unas pequeñas huertas para el consumo familiar, donde podremos descansar a la sombra de los chopos. Una balsa y un abrevadero recogen el agua. Al poco de este punto está un desvío a la izquierda del sendero PR-62 que nos sube a Santa Bárbara. Nosotros continuamos recto por la pista.







Pasamos junto a las ruinas del Corral del Mas de Mingacho, que se alza a nuestra izquierda. El camino abandona el altiplano, en busca de las tierras más bajas de Caudiel. Para ello nuestro viejo camino utiliza la vía natural que el Barranco de Pantorrilla ha abierto entre yesos y arcillas, por donde bajaremos suavemente pese a lo quebrado del terreno.

Frondosidad del barranco de Pantorrilla.


La pista por la que vamos se deteriora hasta acabar siendo una senda, por la que nos adentramos en el barranco, en el cual predomina una característica punta de roca: es el Picayo. A pesar de ser una zona donde abundan los suelos de yesos (terreno muy pobre) y el castigo de los incendios, la vegetación es exuberante: genistas (o retamas) con su esplédida floración primaveral, saladillos, madreselvas, … 







La senda en la zona de Pantorrilla.


Finalmente llegamos a la fuente de Pantorrilla, con escasa agua (no fiable en épocas de sequía), y cerca de ella una pequeña mina de donde se extraía el mineral de yeso. Los cercanos corrales están en total ruina. Toda esta zona, aunque pertenece a Benafer, era trabajada por gente de Pina, la cual constituía un vergel comparada con las duras tierras del altiplano. Al fondo divisamos el extenso barranco del Mas del Moro, de aguas constantes, donde destaca una masía en buen estado, rodeada de bancales: el Mas de Cuevas o Tamborero.






Nuestro camino se convierte en un cómodo carril, por donde alcanzamos el collado de Piquer, punto donde nuestro camino se junta con el sendero GR-7. Tomamos la pista que baja hacia el Sur, que es el viejo camino que llevaba de Caudiel a Pina y a otros pueblos, flanqueada por algunos grandes mojones. Descendemos suavemente flanqueados por el Cerro la Mina y la sierra de Cerdaña. En un desvío seguimos el camino de la derecha, alcanzando pronto las blancas casas del Mas de Noguera.

Genistas o retamas en floración.


En sentido inverso salimos del Mas de Noguera por la balsa de los patos, y seguimos la pista hasta el collado Piquer. Atención a este punto donde debemos tomar un estrecho carril marcado como PR, desestimando los dos ramales de ancha pista que llegan a este punto. Ya no hay pérdida hasta la fuente de Pantorrilla y la continuación desde ésta. Al llegar al altiplano, seguiremos siempre la pista más evidente, viendo siempre al fondo Pina.





Edición: junio de 2015.
Texto: Paco Mas y equipo de Mas de Noguera.
Fotos, Track y Mapa: Paco Mas.